Menu

NOTA A IVAN EN JEDBANGERS

Categoría: NOTAS

 

Nota Ivan Jedbangers

En el cuartel de Jedbangers creemos que Against es uno de esos grupos para seguir con atención. Primero, gracias a la calidad de sus composiciones, pero también porque deben ser una de las bandas más activas del under nacional. Con solo un disco en la calle -“Soy Libertad”- se las arreglan todos los fines de semana para descargar su mezcla de Thrash, Metal ’90s y Metalcore. “La primera vez que tocamos en vivo fue a fines de 2009, pero recién en 2010 empezamos a tocar con regularidad”, explica Iván, encargado de la guitarra y voces, tarea que comparte con Sebastián Radrizzani. “Después de unas vacaciones en Mar del Plata con Seba zapando en la playa quedamos en juntarnos a armar unos temas que yo tenía. Al año siguiente se sumó Gustavo, hermano de Seba, con la batería, Meses después, una amiga nos recomienda a Fede Gerván, su hermano, que era fanático de Death y Maiden. En el primer ensayo mostró que era el mejor de nosotros cuatro”, remata entre risas.

¿Como describirías el sonido de Against?

No buscamos ser una banda genérica donde todos los temas siguen un género bien marcado. Buscamos que los temas sean diferentes entre sí pero sin perder identidad. Es esa línea  de Zeppelin que todos los temas son diferentes pero que sin embargo mantiene la esencia de la banda…salvando las distancias que nos separan de los dioses de Led Zeppelin. Nuestra música se centra en la escuela del riff y es cancionera como las bandas clásicas, hay mucha escuela Thrash y del Groove de los ’90s, breakdowns y diferentes voces que tiene que ver más con el Metal actual y muchas armonías a dos violas.

¿Cuáles son las principales influencias?

Las influencias más marcadas son el groove de Pantera, Sepultura y Lamb of God, el Thrash clásico de Metallica, Megadeth, Slayer y Testament, las armonías de Maiden y del Death Melódico sueco, y sobre todo Machine Head es una gran influencia. ¡Ah! También el primer Metalcore antes de que se vuelva más comercial y repetitivo (risas).

-Editaron su disco en formato físico, algo que parece ser cada vez menos importante para los grupos nuevos, ¿cómo les resultó?

Tener un disco en formato físico te da un instrumento material  para ser reconocido como una banda profesional, o que por lo menos se toma en serio el laburo, porque grabar y editar un disco no es joda, es tiempo, disciplina y muchos gastos, entonces es algo que se valora. Y además sirve para trascender el momento de la tocada en vivo y dejar algo al que le gustó la banda o a diferentes medios, y genera el contacto real y no a través de redes sociales Todos nos criamos con los CDs, yo me crié más con los vinilos porque mi abuelo tenía un local de vinilos y me la pasaba ahí de chiquito, así que me encantaría algún día editar en vinilo.

¿Qué  es lo más duro de ser independiente?

Poder combinar  la vida individual con la vida grupal y la vida de la movida. Acá no hay ganancias reales, ni contrato legal ni nada que se le parezca. Entonces, la banda está unida por deseos y convicciones que si no son alimentadas con una conciencia de grupo la cosa no camina. Hacer y financiar todo vos hace que todo sea largo y desgastarme. Pero si llegás a algo, llegaste con tus armas, no con armas ajenas y el honor es realmente heroíco.

Pagar para tocar en vivo, ¿si, no o depende?

Siempre fuimos de no pagar para tocar, de juntarse entre bandas afines y autogestionarse. Es insoportable eso de tener que correr a tus conocidos para venderles una entrada. Hay una cuestión  básica: si sos productor sos empresario, y un empresario invierte para ganar porque corre riesgos. Entonces no puede ser que ningún productor haga inversiones de riesgo y las bandas tengamos que pagar por tocar y financiar la inversión del productor. Eso en economía se llama socio. No está mal pagar para tocar si también uno es socio en un porcentaje de las ganancias como pasa en cualquier transacción comercial en cualquier rubro. Ahora, si ves que tocar en cierta fecha pagando te sirve como publicidad real, bueno no nos parece mal, lo tomás como publicidad, y la publicidad es un gasto.

¿Cuál  es la mayor virtud de Against?

Haber entendido que antes de cada uno de nosotros está la banda, y antes que la banda está la movida a la que pertenecemos.

¿Planes?

Grabar el segundo disco, tocar en varios países de Latinoamérica y seguir ayudando a todas las bandas under y emergentes que realmente quieren hacer del Metal argentino algo grande.